Se dice que el público que asiste a los eventos deportivos es intocable. El respetable le llaman muchos narradores. Pero en ocasiones los atletas pierden la cabeza y rebasan esa barrera que no permite agredir a los aficionados.

El basquetbolista Blake Griffin y el ex capitán del Manchester United, Roy Keane, golpearon en las últimas horas a fans que solo buscaban una foto o un autógrafo. Las actitudes reprobables de estos deportistas no han sido las únicas de su tipo.

También son bien recordadas la patada de Eric Cantona o la pelea del basquetbolista Ron Artest con un seguidor del deporte ráfaga.

En la galería encontrarán los siete casos de deportistas que agredieron a hinchas.