Correr no solo implica los beneficios en nuestras piernas y muslos, sino que también llevamos mayor cantidad de oxígeno de forma correcta a nuestro organismo, por eso te presentamos tres técnicas de respiración que te ayudarán a correr mejor.

1. La técnica del nadador. Consiste en respirar un poco más lento de lo que el cuerpo acostumbra cuando no está en actividad, por lo que el corazón suele ir más rápido. Esta técnica hace que el organismo compense la falta de oxígeno y sea más eficiente procesando el aire respirado al momento de la actividad física.

Las técnicas de respiración de ayudan a tener un mejor rendimiento a la hora de correr.

2. El ritmo de respiración. Sincronizar la respiración, ya sea en trayectos cortos o largos es importante, al lograr esto el funcionamiento del cuerpo se hace constante y evita cualquier tipo de malestar a la hora de correr.

3. Relájate y ten buena respiración. Correr con los puños apretados o con los hombros muy altos puede provocarte fatiga muscular y dolor, la respiración profunda ayuda a relajar el cuerpo durante la carrera y es bueno acompañarla con el movimiento de los brazos y moviendo la cabeza en círculos.

Con información de: En Forma Salud