Tras conocerse el escándalo de corrupción de la FIFA, Michel Platini, presidente de la UEFA, fue claro: todos los europeos se sumarían al bloque del príncipe Ali Bin Al-Hussein para intentan derrocar a Joseph Blatter en las elecciones presidenciales del organismo.

Sin embargo, las cosas no salieron como fueron planeadas. “Sepp” fue reelecto tras una primera ronda en la que venció a su rival, que decidió no continuar con el proceso. Y es que varios países europeos fueron en contra del llamado de la UEFA y no votaron por Al-Hussein, sino por Blatter.

Según el diario británico Daily Mail, países como Francia, España, Rusia, Turquía, Chipre y Finlandia, entre otros, “traicionaron” a su confederación, apoyando al suizo.

Tras conocerse el resultado de la elección que ganó Blatter con 133 votos por 73 de su rival, la UEFA hizo un análisis y encontró que al menos un tercio de sus 53 integrantes desafiaron su mandato y votaron por “Sepp”.

“Creemos que al menos 18 países europeos votaron por Blatter”,
declaró una fuente cercana al príncipe Ali al citado medio inglés.

Rusia, sede del Mundial de 2018, es una de las mayores aliadas de Blatter. Incluso su presidente, Vladimir Putin, manifestó públicamente su apoyo al dirigente antes de las elecciones; mientras que España y Francia tienen grandes inversiones en la Copa del Mundo de Catar 2022 y sus miembros ejecutivos votaron por esta sede en 2010.