En ocasiones el odio deportivo es tan grande que los futbolistas o directores afirman que nunca jugarían en el acérrimo rival.

El último en hacer este tipo de declaraciones fue el DT Diego Simeone. El timonel del Atlético de Madrid indicó que prefiere quedarse sin dinero, antes que estar al frente del Real Madrid o de la Selección de Argentina.

De igual forma, en su momento Dani Alves aseguró que no se imagina en las filas de los merengues, mientras que el padre de Lionel Messi confirmó que su hijo jamás jugaría en la Casa Blanca.

En la galería encontrarán a 10 futbolistas que no jugarían por nada del mundo en sus acérrimos rivales.