La familia Padilla sufrió una tragedia tras la pérdida de "Tulito" a quien una bala perdida truncó sus sueños. De acuerdo con su mamá y su abuela, Blanca Azucena y Margarita Álvarez, respectivamente; Marco era una persona soñadora y muy servicial.

Marco Tulio Padilla, de 7 años, fue vícitma de una bala durante el ataque del supuesto pandillero, Dany Alexander Aldana, quien intentaba asesinar al estudiante Danixón Asturias quien resultó herido junto a su hermana. En el hecho también falleció Vicente Álvarez, de 76. 

De acuerdo con un reporte de la Policía Nacional Civil, cuando Aldana fue detenido junto con un adolescente confesó que le habían ofrecido 10 mil quetzales por matar al alumno.

"Tulito" había salido a la tienda para comprar una salchica para alimentar a su perra "Osa" a quien, de acuerdo con sus familiares, adoraba.

Los restos del pequeño serán sepultados este jueves en el cementerio de la localidad.