Este es el caso de Cristian Campo, quien por la vía legal se hizo acreedor de un espécimen de escorpión asiático.

Zeta es el nombre del pequeño y muy temido arácnido que ha acaparado la atención de sus amigos y personas que ven a Cristian jugando con él mientras camina sobre sus brazos.

Con tan solo 15 centímetros de largo pero muy intimidante, Zeta se mostró dócil ante las cámaras en su visita a la redacción de Publinews.

Cristian les cuenta a los aventureros, con gustos fuera de lo común, que hacerse dueños de animales exóticos como este implica una gran responsabilidad.

Si lo compras consigue un certificado del Conap que te autorice como propietario de un animal exótico y diviértete.