La experiencia va más allá de lo que se puede describir con palabras, sobre todo si tienes la oportunidad de conducir los modelos deportivos y más veloces de la marca en diferentes pruebas como el 911 Carrera S, el Cayman GTS, el 911 GT3, Panamera S E-Hybrid y Cayenne.

Las diferentes modalidades que se practicaron fue una cosa pero viajar de copilotos al momento en que los tutores desactivaron el botón de administración de estabilidad Porsche fue un gran sensación. No te lo pierdas.