1. Enfócate en los puntos débiles de tu oponente.

2. El cabello puede ser un arma en tu contra.

3. Debes aprender a utilizar tus puntos más fuertes.

4. Ten precaución con las armas del delincuente.

5. Es mejor prevenir, trata de no llamar la atención.

6. El atacante siempre intentará maniatarte.

7. Debes actuar con rapidez y precaución.

8. También puedes utilizar tus dedos.

9. Siempre debes estar alerta en la calle.

10. No permitas que tu adversario te sorprenda.