Al lugar se presentaron algunos franceses residentes en el país y guatemaltecos con pancartas y velas para rendir tributo a los 12 muertos, entre ellos el director del medio.

El homenaje inició con la entonación del himno del país europeo y un minuto de silencio. Durante la actividad, recordaron que la revista era un símbolo a la libertad de prensa en Europa, ya que recibía continuas amenazas.

Niños, adultos y personas de la tercera edad encendieron una vela en señal de solidaridad con los familiares y población en general del país galo.