La Dirección General de Aeronáutica Civil tomó dicha decisión para prevenir incidentes debido a la gran cantidad de arena en las pistas.

Fueron más de seis mil personas las afectadas con la cancelación de vuelos nacionales e internacionales desde el sábado por la noche, a pesar de ello, cientos de clientes abarrotaron la teminal aérea en espera de un cambio de itinerario.

A pesar de que el Insivumeh dio luz verde para reanudar las operaciones en el aeropuerto, ayer por la tarde, hizo la recomendación de mantener la alerta con el tráfico aéreo porque la emergencia no ha terminado y podría caer más ceniza.

El coloso inició con una serie de erupciones desde las 2 de la tarde del sábado cubriendo de ceniza la capital además de departamentos como Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla, pero fue La Antigua Guatemala fue la más afectada.