El presidente Otto Pérez realizó ayer una inspección en el aeropuerto La Aurora para darle luz verde al uso de un equipo de bandas para transportar equipaje que estaba abandonado desde 2007.

Además, se inauguró un sistema de inspección de equipaje con un nuevo software y rayos X, además de la instalación de cámaras y pantallas. “Estos arreglos le permitirán al aeropuerto La Aurora seguir con la categoría uno”, aseguró Pérez.

El gobernante añadió que otro de los proyectos es el recapeo de la pista aérea, que tendrá un costo de aproximadamente Q40 millones. “Por ahora se están buscando los recursos”, explicó.