Estos se diferencian en tamaños, colores y creatividad pero en todos está la imagen del niño Jesus en su pesebre, junto con María y José y también los tres reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltazar con lo que representan el nacimiento de Jesús.

A pesar de que el protagonista es el niño Jesús, a este no se le muestra hasta el 24 de diciembre por la noche, fecha simbólica de su nacimiento.

La tradición se adoptó en muchos hogares desde la época colonial luego de la llegada de los españoles a América, quienes introdujeron el catolicismo.

El precursor del tradicional recorrido fue Pedro de San José de Betancurt en la Ciudad de Santiago de los Caballeros, ahora La Antigua Guatemala, en 1625.

Algunas iglesias aún cubren la representación para presentarlo en público el próximo fin de semana.