El legendario baile de disfraces está compuesto por 50 participantes que visten trajes de personajes de la televisión, el cine y leyendas. 

Estos salen a las calles desde las seis de la mañana y, durante todo el día, al ritmo de la marimba orquesta, recorren las principales calles y avenidas del municipio.

Dado a la continuidad, constancia e innovación de esta colorida y rítmica tradición de Chichicastentango, en 2010 fue declarado como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación.