La ONU afirmó que la rebaja del estipendo mensual a mil 500 quetzales en los municipios de Estanzuela, Masagua, San Agustín y Guastatoya no fomenta el desarrollo sino al contrario debilita su compromiso internacional de propiciarlo.

"La explotación de la mano de obra no es una opción viable para propiciar el desarrollo económico y social" Philip Alston, Relator especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos.

Al conocer la porstura, el ministro de Trabajo, Carlos Contreras, afirmó que habría que enviarles más informes para que se enteren de la situación. "Lo que se aplicó son medidas para impulsar la formalidad, eso es desarrollo", concluyó.

El acuerdo se dio entre los ediles de esos cuatro municipios con el presidente de la República, Otto Pérez.