Cuatro corredores nacionales emprenderán una aventura extrema en la competencia más árida en el mundo. Se trata del Marathon Des Sables con un recorrido de 250 kilómetros en el Sahara con grandes paisajes que incluyen dunas, montañas, colinas y ríos con temperaturas entre los 28 bajo cero y 50 grados centígrados.

"Cada etapa será como correr un maratón por día, con una mochila que pesa unas 20 libras, en la que llevaremos agua, comida, un cobertor para la lluvia, una bengala por si nos perdemos en el desierto, una linterna y una jeringa con antídoto porque hay muchos alacranes y serpientes venenosas" detalló John Siebold, corredor por guatemala.

La competencia de siete días, reúne a miles de atletas de alrededor del mundo con el objetivo de alcanzar uno de los retos más difíciles y Kennet, Daniel, John y Robert viajan decididos en representar a Guatemala.