Aunque las cirugías de implantes de pecho son populares, últimamente se ha visto que el bótox, procedimiento invasivo utilizado antes para atenuar las líneas de expresión en el rostro, también se usa para "realzar" esta parte del cuerpo.

Las mujeres que quieren evitar los efectos de la gravedad o "rellenar" su escote ahora quieren inyectarse en vez de pasar por el bisturí. El efecto solo dura cinco meses, informa el portal "My free implants".  Además, da la impresión de aumento de busto, pero nunca llega a dar un efecto real.

El levantamiento es instantáneo y cuesta 1500 dólares. La inyección se aplica en los músculos temporales. De esta manera, los senos se levantan y quedan más altos. Cada sesión dura 30 minutos.

En la galería: Así son las fiestas de bótox.
Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.