Publinews

Foto:

El día que decidí escribir sobre los gatos, fue cuando vi una foto que me partió el corazón. En la foto salían dos gatitos pequeños, donde el gatito blanco abrazaba al gatito negro, como consolándolo. Arriba de la foto podías leer: “no les hagas caso, tú no eres de mala suerte” En ese momento, me puse a pensar en la cantidad de gente que efectivamente cree en ese mito y en muchos más, acerca de los gatitos.

Uno de los mitos que más he escuchado es sobre lo arisco y traicioneros que son los gatos. (Comentario que casi siempre proviene de quien ha tenido perros toda su vida). Los gatos y los perros son animales distintos y por ende, también lo es su comportamiento. Siempre he creído que hay personas de perros y personas de gatos, por lo que más allá de debatir cuál es mejor, dejémoslo en que es cuestión de preferencia.

Todos sabemos que como mascotas, los perros son los preferidos de las familias y cómo no, si son obedientes, cariñosos y fieles compañeros. Sin embargo, hoy quiero contarles sobre algunos de los beneficios que trae a nuestras vidas el convivir con un gatito.

Ronroneo terapéutico
Hay diversos estudios que exponen que el ronroneo de los gatos ayuda a reducir los niveles de estrés, al igual que la presión arterial. “según la Scientific American, los gatos pueden producir vibraciones de entre 20 y 140 hercios al ronronear, una frecuencia considerada beneficiosa para una gran variedad de enfermedades”
Aparte de ser un sonido tan relajante, que existen audios de ronroneo para tranquilizarnos y ayudarnos a inducir el sueño. ¿Qué tal?

Mantienen tu corazón sano
El American Journal of Cardiology reveló, que quienes poseían gatos, tenían menos probabilidades de morir de un ataque cardíaco. Parte del estudio definía que cuando acariciamos a un gato, o lo escuchamos ronronear, produce que nuestras arterias se dilaten, favoreciendo la dilatación de las mismas.

Te enseñan perseverancia
Si alguien es idea fija, es el gato. Cuando tiene un objetivo, se empecina en encontrar la forma de lograrlo. Una gran enseñanza que deja su comportamiento, es que a pesar de que se caen varias veces, siempre se ponen de pie para volver a intentarlo.

Te hacen reír
Muchos estudios aseguran que ver videos de gatos tiene efectos positivos sobre nuestra salud, y sobre nuestras emociones. Estos animalitos son tan simpáticos que, en la actualidad, los videos chistosos de gatitos son los preferidos, llegando a tener más de 26 millones de vistas en youtube.
Y si a todo esto le sumamos que tener uno en casa: Ayuda en la depresión, mejora el sistema inmunológico, previene el asma en los niños, disminuye que una persona desarrolle alergias, baja los niveles de triglicéridos, reduce la ansiedad, el estrés y más encima, ¡mejora nuestro estado de ánimo! ¿Qué más le podríamos pedir a una mascota?

En lo personal, me alegran el día.  Una de las cosas que más disfruto es ver a mis gatos jugar. Puedo pasar horas observándolos saltar, trepar, perseguir las polillas y jugar al futbol con cualquier bichito que se les cruce en el camino.
La compañía de un gato nos brinda muchas alegrías y beneficios, pero además, muchas enseñanzas.

“He vivido con varios maestros Zen; y todos eran gatos”. – Eckhart Tolle