“Seguiremos viendo más tránsfugas en los próximos días hasta que finalice el plazo. Posiblemente el FCN se convierta en el bloque legislativo con mayor número de diputados”

A un mes de gobierno casi la mitad de los 158 diputados han optado por cambiarse de agrupación política. El transfuguismo es uno de los comportamientos que los guatemaltecos más desprecian de los políticos, especialmente de los diputados, ya que en cierta forma se concibe como una traición a la voluntad del voto ciudadano.

Tránsfuga se define como persona que huye de una parte a otra, o político que tiende a pasar de un partido político o un grupo parlamentario a otro. El transfuguismo aunque es legal, socialmente y moralmente se ha vuelto inaceptable.

Luego de todas la protestas y solicitudes ciudadanas de cambios, los diputados realizaron recientemente una reforma a la Ley del Organismo Legislativo, donde se indica que un diputado podrá renunciar al bloque del partido por el cual fue electo, pero no podrá integrarse a ningún otro bloque legislativo aunque se afilie a otro partido (Artículo 50).

También se elimina el bloque independiente. Ahora un bloque se define como uno o más diputados que sean miembros de un partido político que haya alcanzado representación legislativa en las elecciones y que se mantengan su calidad de partido político. Sin embargo, las reformas contienen un artículo transitorio, el número 60, que concede un tiempo de treinta días para fijar los bloques en esta legislatura. Esto ha provocado tanto transfuguismo en los últimos días.

Está por verse el resultado de este cambio. Lamentablemente el partido político se había convertido en un mero vehículo para ser diputado. Luego de ganar las elecciones, el parlamentario decidía qué hacer con su curul. Muchos se acoplaban al partido del Ejecutivo ya que tiene los recursos o se afiliaban a la oposición y vivían haciendo “transa”. Esto fue degenerado el comportamiento de varios del Legislativo, y lejos de contar con una verdadera oposición basada en ideas y principios, se guiaba por el dinero y el poder.

Posiblemente lo más criticado ha sido la reacción del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), que a pesar de que Jimmy Morales durante la campaña prometió que no admitirían diputados de otros partidos, en los últimos días han reclutado 17 de cinco distintos partidos políticos, convirtiéndose el FCN-Nación en la segunda bancada más grande.

¿Hubieran podido hacer algo con 11 diputados? Posiblemente el partido se vio muy vulnerable y al haber quedado fuera de todas las negociaciones decidieron antes de que las reglas cambien en el Legislativo, engrosar su bancada de la forma tradicional. Lo que es impredecible es cuál será el comportamiento de sus diputados y de su bancada a futuro.

Muchos hubieran esperado que se quedara un grupo pequeño con una actuación muy diferente. Aunque poco se habla del desempeño de los diputados en los cambios del país, se ha dado en algunas oportunidades que un grupo reducido de diputados con estrategia, principios y visión pueden hacer la diferencia.

Uno fue el denominado “los 12 Apóstoles” de la época de Jacobo Arbenz. Otro fue el grupo de la bancada del PAN de doce también, durante el gobierno de Jorge Serrano, quienes fueron claves para luego hacer la depuración del Congreso. Seguiremos viendo más tránsfugas en los próximos días hasta que finalice el plazo. Posiblemente el FCN se convierta en el bloque legislativo con mayor número de diputados.

Esté pendiente, falta por recorrer. ¿Conoce las reformas que hicieron al interior del Congreso? ¿Qué opina de los tránsfugas? ¿A su criterio, el curul le pertenece al diputado o al partido?