Hace tan solo algunos meses la desesperanza en La Antigua era evidente. Pasaron años sin autoridad municipal y no habían proyectos y planes a futuro. Hubo muchos seminarios y reuniones donde se hablaba del potencial de la ciudad y lo que podría hacerse, pero sin respuesta”

La Antigua Guatemala es una de las ciudades más lindas del mundo. Su estilo colonial es único. Visitada por miles de guatemaltecos y turistas al año, es un orgullo nacional y patrimonio de la humanidad. Con sabiduría se llamaba a La Antigua la ciudad que se perdió en el tiempo. Por un lado por los magníficos monumentos y por otro porque se había escapado de ser dañada por inescrupulosos.

Afortunadamente su riqueza cultural   ha sido resguarda por siglos por antigüeños y extranjeros. Hace varias décadas La Antigua abrió sus puertas a una interesante y exquisita influencia nacional y extranjera combinando colores, sabores y texturas, donde lo tradicional se encontró con los mejores estándares internacionales. Pero como en todo paraíso siempre hay rapiña de lo que La Antigua no se escapó, pues irracionales construcciones, irreverentes comerciantes y administradores corruptos pusieron en peligro el lugar, que lamentablemente dejó cicatriz.

Recordemos que unos de los primeros casos de la CICIG relacionado con comunas, fue el del   alcalde de La Antigua Guatemala, sindicado de varios delitos entre estos lavado de dinero, asociación ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, estafa, fraude, obstrucción a la justicia y   otros delitos. Luego de la solicitud de antejuicio en abril de 2012, en septiembre del mismo año fue apresado por serios problemas de corrupción. Luego en enero   fue atrapado el exalcalde que lo sustituyó y actualmente ambos son procesados, con más de 15 personas. Empresas familiares se beneficiaban con obra pública e hicieron de la comuna un negocio y un nido de ladrones que hizo mucho daño al municipio.

Hace tan solo algunos meses la desesperanza en La   Antigua era evidente. Pasaron años sin autoridad municipal y no habían proyectos y planes a futuro. Hubo muchos seminarios y reuniones donde se hablaba del potencial de la ciudad y lo que podría hacerse, pero sin respuesta.

Sin embargo, hoy la administración cambió. Un comité cívico impulsó un nuevo equipo dirigido por una alcaldesa y sorprendentemente ganaron. En estos seis meses se han organizado varios grupos de trabajo y los ciudadanos están muy entusiasmados con participar de forma voluntaria.

Me cuenta una amiga que reside en Antigua que se han reunido un grupo de vecinos para realizar cuatro proyectos: a) el Patronato de la Catedral, que ha lanzado la primera fase de su proyecto para restaurar las fachadas y banquetas del templo; b) el Parque Central, que ha sido remozada   toda la plaza con nueva jardinización, basureros, bancas, bordillos, iluminación y otros; c) la Nomenclatura de las Calles, que proporcionará información a los ciudadanos y visitantes de la Antigua que pasean   por las   calles; y d) la Limpieza, que ha puesto en marcha una campaña enfocada en acabar con la suciedad y las basuras en las calles de La Antigua.

Otra antigüeña me narraba el entusiasmo que hay por lograr que el municipio sea el más educado. Se están gestando proyectos para lograr que los maestros impartan buenas clases de matemáticas, hay proyectos de conectividad y también se está buscando la forma de apoyar a todos los municipios alrededor del departamento de Sacatepéquez. Su gobernador está muy activo, buscando realizar un comité de seguridad y hay un deseo genuino de hacer de este departamento un lugar donde sus habitantes tengan bienestar y vivan mejor.

Si tiene tiempo este fin de semana, visite La Antigua Guatemala. Recorra sus calles, entre a las ruinas y acérquese al parque. Su nuevo estilo, combinado con la iluminación del Palacio de los Capitanes y la Catedral proporcionan una vista majestuosa. En el corazón de La   Antigua -la plaza- se vive un ambiente agradable, lleno de gente de distintas edades y nacionalidades que disfrutan y conviven. Definitivamente falta mucho por hacer y hay tareas pendientes, pero Guatemala está cambiando y La Antigua es un ejemplo. ¿Ha ido a La Antigua recientemente? ¿ Qué es lo que más le gusta de la ciudad? ¿Conoce otro municipio que esté avanzando?