“Algo positivo este año es la publicación de muchos datos y atender la Ley de Acceso a la Información. También es importante resaltar que la cantidad de empleados del Congreso se ha reducido en una tercera parte respecto del año anterior”.

En estos días se ha estado discutiendo la elección de la nueva junta directiva del Organismo Legislativo para el próximo año. La legislatura pasada fue muy criticada por la poca operatividad, suba de costos y pocos resultados. Sin embargo, este año podríamos afirmar que ha habido avance en el desempeño del Congreso, aunque falta mucho por hacer.

Con el objetivo de lograr más transparencia y efectividad de parte de esa institución se creó “La Alianza para el Congreso Eficiente”. Esta la integran Acción Ciudadana, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales -CIEN-, Congreso Transparente, Congreso Visible, Fíjate Bien, Tuiteros por Guate y Levantemos la Voz. Esta iniciativa hará dos evaluaciones que serán públicas en octubre   y diciembre. Lo que se desea es hacer un monitoreo respaldado con datos y evidencia respecto al cumplimiento de la Ley Orgánica del Organismo Legislativo.  

Hace unos días se presentó el primer informe. Este se dividió en cinco partes: 1 ) bloques, 2) comisiones, 3) arrendamientos, 4) acceso a la información, 4) empleados y 5) presupuesto.

Aunque no lo manda la ley, más de la mitad de los bloques proporcionaron su plan e iniciativas de ley que han presentado y además respaldan. El   informe muestra que las Comisiones del Congreso no están realizando adecuadamente su trabajo, pues de las cinco comisiones estudiadas en septiembre, solo tres celebraron sesiones de trabajo durante el mes observado. Adicionalmente no alcanzaron los requisitos que establece la ley de contar con el 25% de asistencia de los integrantes para llevarlas a cabo y que las decisiones se tomen con la mitad mas uno de sus miembros. Se encontró que varios diputados no asisten a las comisiones y mandan en representación a sus asesores. En cuanto a los arrendamientos, el precio de mercado del alquiler de un metro cuadrado en el sector de la zona 1 oscila entre Q45 y Q60, sin embargo, el Congreso está arrendando tres bienes entre Q85 y Q140 el metro cuadrado.

Algo positivo este año es la publicación de muchos de los datos y atender la Ley de Acceso a la Información. También es importante resaltar que la cantidad de empleados del Congreso se ha reducido en una tercera parte respecto del año anterior, principalmente por una reducción de los empleados temporales en en renglón 022, lo cual ha impactado incluso en el presupuesto gastado, pues en ese rubro hasta agosto se habían ahorrado Q43 millone s. A agosto se había ejecutado 46% del presupuesto, mientras en el mismo periodo del año anterior fue de 51%.

El informe concluye que los principales retos a vencer en el futuro para mejorar el desempeño del Congreso son: 1) Afinar la Ley Orgánica del Organismo Legislativo. Si bien ya se están implementando las reformas, se debe mejorar su cumplimiento, principalmente para fortalecer el desempeño de las comisiones de trabajo. 2) Lograr una cultura de información y transparencia legislativa. Aún hay información que no existe porque la misma depende de que el diputado al que se le solicita la envíe o no. 3) Acercar los bloques legislativos a la población. Algunos de los bloques tienen planes de trabajo; sin embargo, es importante hacerlos públicos y que la población se entere de la agenda legislativa de sus representantes. 4)   Mejorar el desempeño de las comisiones a través de una mejor rendición de cuentas y cumplir con la ley. Es de recordar que el trabajo sustantivo está en las comisiones. 5) Hacer uso eficiente de los recursos financieros, especialmente de los gastos de arrendamiento de edificios y en el personal contratado. Y   6) continuar con el proceso de ordenamiento del Recurso Humano respetando la Ley de Servicio Civil y Orgánica del Organismo Legislativo en lo relativo a los procesos de contratación y despido.

Estos informes sirven para evaluar objetivamente al Congreso. Es urgente crear un acercamiento entre diputados y ciudadanos, conociendo de forma transparente qué hacen las bancadas y las comisiones, cuáles son sus planes, sus propuestas de ley y cómo actúan para logarlos. ¿Conoce usted al diputado que lo representa? ¿Cuáles han sido los mayores logros de su bancada? ¿Cómo establecemos un sistema de comunicación entre legisladores y ciudadanos?