En conmemoración del Día de la niñez en Guatemala, UNICEF llama la atención a no perder los avances que se han logrado en materia de derechos de la niñez durante los últimos 25 años.

Desde que se aprobó la Convención sobre los Derechos de la Niñez en 1989, Guatemala había avanzado en el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes, sobre todo en materia de cobertura en educación primaria y equidad de género en este ciclo, reducción de la mortalidad infantil, incremento en las coberturas de vacunación, compromiso en el combate a la desnutrición, adecuación legislativa, y una serie de políticas sociales de promoción de su desarrollo y protección contra la violencia, el abuso y la explotación.

 Aunque estos avances han sido lentos en comparación con otros países de la región, e insuficientes, porque no han llegado a todos ni en todas partes, especialmente a los más excluidos y vulnerables, se estaban sentando las bases de una sociedad que progresivamente intentaba hacer cumplir los derechos fundamentales de este importante grupo de la población que se constituye en el pilar del progreso humano y el desarrollo social de toda la nación.

 Sin embargo, la mayoría de los escasos avances hoy está en peligro de estancarse o, peor aún, de retroceder, debido a la falta de inversión social hacia la niñez, la poca priorización política, la ineficiencia del gasto público y la corrupción.

 Frente a una nueva elección presidencial, la discusión del Presupuesto Nacional de 2016, que muestra serios recortes a la inversión social, y la transición hacia un nuevo gobierno, UNICEF llama a los candidatos y partidos políticos, a los miembros del Congreso y, especialmente a la sociedad civil, a rescatar y potenciar los avances en materia de niñez, que han sido alcanzados gracias al trabajo conjunto de toda la sociedad.

La conquista social de los derechos humanos en general y de los derechos de la niñez en particular, a la vida, una vida digna, salud, nutrición, educación y protección contra todo tipo de abuso, maltrato o violencia, están hoy en peligro. Las autoridades nacionales y la sociedad guatemalteca deben actuar con urgencia para evitar una catástrofe social.​

* Publinews es ajeno a las opiniones vertidas en este espacio.