La amenaza de extorsionistas provocó este jueves que los buses de Antigua Guatemala no prestaran el servicio, por paro de pilotos y ayudantes.