La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) desarticularon una banda dedicada al tráfico de influencias en la cual participaba el yerno del presidente.

Iván Velásquez, titular de la CICIG, explicó la forma de operar de la estructura denominada “Casos Redes”, que lideraba César Augusto Medina Farfán, detenido, pues se dedicaba al tráfico de influencias.

Antejuicio

La fiscal general y jefa del Ministerio Público, Thelma Aldana, explicó que presentaron la solicitud de antejuicio contra el juez José Patán Piché.

• Señalamientos. El juez es acusado de cohecho pasivo, pues pudo haber negociado con César Medina Farfán desestimar el caso contra Carlos Muñoz, por un proceso legal donde es señalado de estafa propia, abuso de autoridad, peculado y fraude, y haber pedido dos plazas en la SAT.

• Delitos. Los seis capturados ayer son acusados por asociación ilícita, cohecho pasivo, tráfico de influencias y falsedad ideológica.

Uno de los casos donde operó la red fue aquel en que el gerente general de la empresa Jaguar Energy Guatemala, Rafael Ernesto Córdova, contactó con Medina Farfán para reunirse con el mandatario, por lo que el líder de la estructura se reúne con el exsecretario general de la presidencia Gustavo Martínez.

Existió aprovechamiento de Martínez para que se incluyeran temas en la agenda del presidente, como presentaciones de Córdova para gestionar protección de los intereses de Jaguar”, explicó Velásquez.

Apoyo

“En los 10 allanamientos se movilizaron 60 agentes de seguridad”. Elmer Sosa, viceministro de Gobernación
 

Según las investigaciones, se determinó que Martínez pudo haber recibido hasta US$120 mil, por medio de un contrato que firmó Karen Paola Cancinos Muñoz, capturados.

A la vez, Martínez pudo haber influido en impedir la visita del cónsul de China para conocer la disputa que tiene Jaguar Energy con una compañía china.

Otro de los capturados por integrar dicha red es el exministro de Energía y Minas Edwin Rodas, le daba protección a la empresa internacional, como lo habría solicitado Córdova.

“Existió aprovechamiento de Martínez para incluir temas en la agenda del presidente”.

 

Además, fueron detenidos el exintendente de Aduanas Filadelfo Reyes y Lucrecia Roca, jefa de Gestión Aduanera, por haber participado en el caso donde ZGas debía pagar un depósito aduanero por US$5 millones, pero por medio de las influencias el entonces superintendente, Carlos Muñoz autorizó rebajarla a Q5 millones.

No considero necesario ni prudente pedirle ayuda al presidente de la República”, respondió Martínez al llegar a Tribunales.
 

“No considero necesario ni prudente pedirle ayudar al presidente de la República”.