Cada año, los nuevos estudiantes que ingresan en la facultad de Medicina, en la universidad San Carlos de Guatemala, reciben la tradicional bienvenida.

A pesar de la advertencia del rector Carlos Alvarado, quien también fue bautizado cuando cursó odontología, los jóvenes celebran el tradicional bautizo universitario.

La actividad inició en el Centro Universitario Metropolitano en donde reunieron a los nuevos. Luego en diez buses, los cuales supuestamente fueron tomados a la fuerza y bajaron a los pasajeros para  trasladarlos a Los Arcos, en la zona 13.

La promesa es que si derrotaban al equipo de futbol de los "antiguos" el bautizo no se realizaba. Esto, jamás ha pasado.

Los estudiantes comenzaron con el calentamiento, al recorrer un tramo con obstáculos.

Al final, se les recordó que como serán los futuros médicos y por higiene, les deben cortar el pelo.

Los jóvenes, entusiasmados, gritan: "¡Ya no somos nuevos!".