Las columnas de ceniza se desplazan en dirección Oeste y SurOeste a una distancia de 15 kilómetros. Las explosiones registradas generan avalanchas de bloques desde el cráter hacia las barrancas Cenizas y Las Lajas, agrega el informe del ente científico del Sistema de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.

Por el momento se reporta caída de finas partículas de ceniza en las aldeas Panimaché y Sangre de Cristo, así como en San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. El viento fuerte de la zona volcánica remueve la ceniza de las faldas que en ocasiones forma cortinas de ceniza. Los retumbos y ondas de choque son sensibles a 12 kilómetros.