Aunque de 2012 a 2015 fueron los gobernantes de Guatemala, luego de resultar electos en 2011, hoy Otto Pérez y Roxana Baldetti están recluidos en una prisión del país, están ligados a un proceso penal por tres delitos, y esperan conocer si quedarán procesados una vez más por un nuevo caso de corrupción. 

Ambos son trasladados por el Sistema Penitenciario a Tribunales para conocer si enfrentarán un nuevo proceso penal, y deben cumplir con los procedimientos de seguridad como cualquier otro privado de libertad. 

En el caso de la ex vicepresidenta, ella "oculta" los grilletes con un pañuelo que asegura "combina con su traje".