Sin interferencia

Luego de conocer la postura de APM Terminals, el interventor Alex Aizenstatd indicó que la respuesta no obstaculiza los procesos judiciales.

•   Rescate. La sugerencia es un proceso para sanear y rescatar la empresa y beneficiar al país, por lo que las personas que cometieron los delitos y son procesados deben cumplir con las demandas penales.

•   Compromiso. La compañía neerlandesa se compromete en asumir la responsabilidad económica y moral, pues se ha comprobado que dicha empresa no incurrió en anomalías.

Susanne Marston, representante de la empresa ha mostrado disposición para firmar una nueva concesión de las 34 hectáreas de la Empresa Portuaria Quetzal y poner a operar la terminal en el pacífico del país para lograr mayor eficiencia en el transporte marítimo.

Marston espera tener una reunión con la Procuraduría General de la Nación (PGN) en esta semana para presentar formalmente su interés a la sugerencia del interventor y dar inicio a la negociación del contrato de concesión, pues busca poner a operar la terminal en el menor tiempo.

¿Cuáles fueron las condiciones para considerar la sugerencia del interventor?

Hemos recibido la propuesta bajo ciertas consideraciones partiendo de los antecedentes de la misma, en el planteamiento se propone la eliminación del contrato actual, además hay aspectos como la petición de la instalación de una máquina de rayos X y se busca implementar cláusulas anticorrupción que están incluidas en el Código de Conducta de nuestra empresa, lo importante es tener un acuerdo para poner a operar la terminal que otorgue longevidad y legitimidad y no pueda ser refutado.

¿Qué les atrajo de la empresa con varias demandas legales?

La empresa TCQ es parte de la cartera del grupo Terminal de Contenedores de Barcelona, que fue lo que se adquirió en marzo de 2015, y estábamos interesados en todo el portafolio porque tenían presencia en España y Latinoamérica, y complementaba nuestro giro de negocios. Además, fuimos parte interesada desde el principio de ese negocio.

¿Están de acuerdo con pagar el resarcimiento al Estado?

La reparación económica es grande, pero consideramos que aumentará la inversión en 25%, generando un impacto en la rentabilidad y así adelantamos la expansión en la fase 2 y 3 antes de lo planificado, se invertirán US$80 millones, aumentando la capacidad y logrando que sea un proyecto exitoso porque se pueden traer más buques.

¿Cuándo iniciarán las reuniones con la PGN?

Es un tema de mecánicas porque se debe discutir con la PGN y esperar que acepte la propuesta. Le envié una carta a la representante de la Procuraduría el viernes informándole nuestra aceptación de la sugerencia del interventor y explicándole nuestra disposición, pero debemos ser pacientes, ya no controlamos el tiempo

¿Están de acuerdo con el plazo que se propone para el nuevo contrato?

Cuando hablamos con la junta directiva se mencionó la instalación de nueva maquinaría y poder amortizar el equipo que se transferirá al Estado, solo hacemos la sugerencia de que la PGN considere un plazo de 25 años y no de 21 años como está en la propuesta.

¿Contemplan una demanda al Estado guatemalteco?

Desde que se inició el acercamiento no se consideró que sea un caso que se resuelva en tribunales, pues lo que se busca es solucionar el tema y poner a operar la terminal, no estamos en la capacidad para presentar una demanda al Estado. No comprendo cómo pudieron darles sobornos de US$30 millones a las autoridades con precios competitivos en el mercado.

¿Qué le ofrecerán al país con poner a operar la terminal?

Cuando se observa el congestionamiento en el Puerto Quetzal esperando que varios buques sean atendidos inmediatamente se ve la importancia de la terminal, entonces   al poner a funcionar TCQ se eliminará ese tráfico marítimo y habrá mayor movimiento para el comercio internacional. Ahora hay 102 empleados y si logramos poner a funcionar la fase 2 y 3 se incrementarán los empleos directos a 460, por lo que ofrecemos participación   a nivel internacional atendiendo los buques que recibe Panamá y contar con una terminal competitiva en la región.

¿Cuáles son las ventajas que adquiere APM una empresa con varios compromisos?

Estar en el negocio de crear y operar terminales, estamos acostumbrados a implementar infraestructura de ese tamaño; en ciertos casos nos ha tomado nueve años iniciar una terminal y generar rentas y utilidades, tenemos todo listo para lidiar con la carga financiera porque tenemos 72 terminales en el mundo y la mayoría la hemos construido nosotros.

¿Espera llegar a una solución con el Estado este año?

Espero que podamos iniciar las operaciones pronto, consideramos alcanzar un acuerdo con la PGN y lograr que el acuerdo sea aprobado por el Congreso, que al final es un tema de voluntad política. La carta que hemos recibido es demanda para la nulidad del contrato, una nueva concesión avalada por el Congreso, la instalación de una máquina de rayos x y el cumplimiento de la continuidad de la colaboración con el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala.