Pobladores de los cuatro municipios en donde se había fijado el salario diferenciado de Q1,500 protestan frente a la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Los vecinos de San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, en El Progreso; Estanzuela, Zacapa; y Masagua, Escuintla piden que el procurador Jorge de León Duque deponga la acción de incostitucionalidad que dejó en suspenso el salario.

Los protestantes llevan carteles y mantas en donde explican que el salario "atraería" inversión extranjera para crear industrias.

El nuevo salario mínimo de Q1,500 entró en vigencia el 1 de enero y sería  el cuarto salario en el país. Aunque la Corte de Constitucionalidad (CC) lo dejó en suspenso ante la acción legal que interpuso el procurador de los Derechos Humanos.

El mandatario Otto Pérez se reunió el 4 de febrero con empresarios para discutir acciones por el salario diferenciado.

Según el presidente guatemalteco, este salario beneficiaría al sector textil.

Asimismo, los alcaldes han manifestado su apoyo al salario decretado el 23 de diciembre, por lo que expresaron que preparan una medida para accionar contra el amparo.