Los habitantes de las calurosas comunidades de Sayaxché protestan frente a la municipalidad ante la falta de agua limpia para beber, debido a la contaminación del río La Pasión.

Exigen respuesta del alcalde Rodrigo Pop para que les proporcione agua, ya que hasta la semana pasada la obtenían del río.

Ottoniel Gutiérrez, líder de la comunidad El Paraíso, explica que son 160 familias afectadas por la falta de agua. También están afectados en Flor de la Selva, con 75 familias y en Santa Marta, donde habitan 40 familias.

La semana pasada miles de peces, anfibios y crustáceos murieron y las autoridades investigan la posible causa: un plaguicida (malathion) que es utilizado por las empresas que cosechan palma africana.

Publinews ha viajado a la selva petenera y ha comprobado la situación que ha dejado a más de 16 mil afectados.

Ninguna persona se atreve a nadar, lavar ropa y menos pescar. "Nos podemos morir como los peces", menciona angustiado el pescador Julio Mateo, uno de los afectados. Las autoridades recopilaron durante seis días peces muertos y vivos para analizarlos en un laboratorio y saber cuándo podrán volver a pescar.