Si el magisterio continúa en asambleas por tiempo indefinido, poniendo en riesgo a que no se cumplan los 180 días de clase que exige el Ministerio de Educación, las vacaciones de medio año podrían suspenderse para los alumnos del sector público.

El viceministro de calidad educativa, Eligio Sic, señaló que en esas circunstancias no es conveniente el descanso de medio año que se tenía previsto para la última semana de junio.

"La fecha está contemplada, lo que no está contemplado es en que momento lo van a tomar cada una de las escuelas, en las condiciones que se están desarrollando las actividades creemos que no es conveniente que se descanse en estas fechas", advirtió el funcionario.

Si las escuelas se mantienen en asambleas el Mineduc se pondrá de acuerdo con los directores de los centros escolares para alargar el ciclo.