Medinilla explicó que los expertos de la Universidad de San Carlos (Usac) presentaron los resultados del análisis que se le practicó al agua del río La Pasión, Sayaxché, Petén.

“Luego de las pruebas se determinó que no existe ningún plaguicida en el agua, por lo que se maneja la posibilidad de que la mortandad de los peces haya sido por la presencia de materia orgánica en descomposición, es decir, por los desechos de los hogares que llegan a ese afluente y que eliminan el oxígeno que permite mantener con vida a las especies de animales”, aseguró.

El director del Centro de Estudios Conservacionistas de la Usac, Francisco Castañeda, explicó que para ellos la contaminación es producto de desechos orgánicos en descomposición, pero que “no son de origen humano, sino que se han originado durante el proceso de producción de la palma africana”.

Medinilla explicó que este viernes se reunirán todas las instituciones que analizan esta problemática. “Durante el encuentro el Instituto Nacional de Ciencias Forenses nos presentará los resultados de las pruebas que los expertos de esa entidad realizaron”, añadió.