Un informe del Observatorio en Salud Reproductiva (OSAR) reveló que uno de cada cinco bebés que nacen en Guatemala son hijos de una niña o joven de 10 a 19 años.

El documento detalla que durante 2014 se registraron cinco mil 100 embarazos en niñas de 10 a 14 años y 71 mil en jóvenes de entre 15 y 19 años.

Marta Julia Ruiz, del OSAR, expuso que durante ese lapso se reportó la muerte de siete adolescentes de 13 años que se encontraban en estado de gestación y de 37 jóvenes mayores a los 14 años.

Los datos se dieron a conocer durante la presentación de la campaña “Protégeme 2”, cuyo propósito es prevenir los embarazos prematuros e informar a las menores de edad sobre los derechos que tienen. “Buscamos guiarlas e informarles que pueden denunciar las agresiones sexuales”, agregó Ruiz.

Se informó que la mayoría de embarazos en niñas y adolescentes ocurren como consecuencia de abusos sexuales. El 90 por ciento lo comete personas que están dentro de los hogares de las menores.