¿Sabías que el desarrollo de un país no necesariamente se mide por su nivel económico? El aspecto humano y su entorno también es fundamental para definir el progreso de una nación.

Vida larga y saludable (esperanza de vida), conocimiento (año promedio de escolaridad y años esperados de escolaridad) e Ingreso Nacional Bruto (INB) por persona.  Así lo define el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora cada año el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Tomando en cuenta estas tres variables, Guatemala está lejos de un desarrollo humano alto. De hecho, en el último informe (2015) se ubicó en la casilla 128 de 188 países, con un indicador de 0.627. Esto lo ubica entre las naciones con desarrollo medio, pero con tendencia a la baja.