Un total de 58 parejas decidieron formalizar su unión en el templo católico de San Francisco de Asís, según el sacerdote Mario Canán. 

Canán durante su homilía dijo que la familia debe vivir en armonía y buscar la paz para dar el ejemplo al prójimo.