Anomalías

• Procedimientos. De acuerdo con el TSE, se continuará con la investigación de varias denuncias sobre firmas anómalas en las afiliaciones de algunas agrupaciones políticas. “Si hay más casos, se llegará al MP”, aseguró Guerra.

El PLP se quedará con las ganas de que Zury Ríos, la hija del general José Efraín Ríos Montt, y el expresidente Alfonso Portillo se integren a sus filas, debido a que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo suspenderá por no haber cumplido con el número de afiliados que la ley requiere para que participe en las elecciones de este año.

Leopoldo Guerra, director interino del Registro de Ciudadanos del TSE, confirmó que, luego de haber
investigado unas 12 mil firmas de sus integrantes, se depuraron aproximadamente cinco mil afiliaciones.
 

“Se estableció que por lo menos 16 mil 850 sí son válidas, el resto no. Esto quiere decir que no llegan al número que la ley requiere”, expuso Guerra.

Para que una agrupación se mantenga vigente y pueda participar en los comicios de este año, el artículo 19 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos les exigía que para el 2 de febrero 22 mil 23 afiliados, es decir 0.30% del padrón electoral de las elecciones de 2011, que fue de siete millones 340 mil 841 ciudadanos.

“No pueden descalificarnos. Las personas afiliadas sí existen y sí viven. Ellos tienen que consultarnos
primero, pero no es posible”, enfatizó Alsíder Arias, integrante de ese partido político.

Guerra afirmó que esta semana el PLP será notificado de la resolución.

“Tendrán 30 días hábiles para pedir que se revoque la decisión y presentar sus pruebas de descargo.
Al concluir ese plazo, si la agrupación lo solicita puede haber una audiencia para que presente sus argumentos de manera verbal”, explicó el funcionario del TSE.

Esta es la primera vez que el organismo electoral descarta a una agrupación por este tema.