En un fallo dividido el Tribunal Octavo Penal, condenó a 30 años de prisión a José Eduardo Guerrero, de 29 años, por haber participado en el asesinato del Policía Municipal de Tránsito (PMT) Simón Velásquez Pérez, de 35 el año pasado en la zona 18.

Cuando los jueces leían la resolución, la madre del condenado lloraba y luego se desmayó.

Ningún guardia se acercó a auxiliarla y la lectura de la sentencia continuó.

Fue hasta el final de la audiencia cuando la jueza presidenta Oly González preguntó:

-Señora, cómo se encuentra, le llamo a los bomberos

Ella dijo sentirse bien esperó a su hijo para abrasarlo. Prefirió omitir su identidad.

Los jueces Carlos Barrera y Félix García condenaron a Guerrero y la juzgadora votó en contra. “La Fiscalía no presentó la orden de allanamiento, eso es primera vez que pasa”, argumentó.

El fallo puede ser apelado ante una Sala.

El caso

Simón Velásquez Pérez, de 35 años, agente vial de la Municipalidad de Guatemala, fue captado en las cámaras de vigilancia en la entrada de la colonia San Rafael, en la zona 18 la mañana del 25 de febrero de 2015.

Una motocicleta, donde viajaban dos hombres, se acercó y uno de ellos le disparó. La investigación detalló que pudo haber sido por una multa de Q500 que emitió esa mañana a un picop de Guerrero.

Dos días después Guerrero fue detenido en la colonia Kennedy, zona 18. Las imágenes de vigilancia detallan que era quien conducía la motocicleta. Otro hombre aún está prófugo.

El agente

El PMT era el agente 525, era conocido como el “Chino”. Estaba casado con Edith Verali Patzán Sánchez y dejó en la orfandad a Amanda Isabel Velásquez Patzán.

Tenía 17 años de servicio, se graduó como PMT el 7 de septiembre de 1998.