Luego de la explosión de una caldera en una mina de extracción de níquel que dejó cinco personas fallecidas y varias heridas, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) emitió un comunicado de prensa.

"El día de hoy en la madrugada ocurrió una explosión en la caldera n. 3 de la planta de procesadores Pronico en El Estor, Izabal. Una comisión de técnicos de la Dirección General de Minería se está trasladando al lugar para dar acompañamiento a las diligencias para constatar los daños en conjunto con otras instituciones", consigna el documento.

La mina es propiedad de la compañía Procesadora de Níquel de Izabal, S.A. (Pronico) de la Guatemalteca de Níquel, subsidiaria de Solway Investment Group, de capital guatemalteco y ruso.

Según la Cruz Roja, varios heridos fueron trasladados a diversos hospitales.