Durante un operativo de alto impacto que se realizó este domingo en San Juan Sacatepéquez, Petén y Jutiapa, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), junto con fiscales del Ministerio Público (MP), detuvieron a 13 integrantes de la Brigada Militar de San Juan Sacatepéquez.

Según el MP, son responsables de la muerte de Héctor Donaldo Contreras Sánchez, quien fue golpeado el 23 de diciembre de 2015. Un día después, falleció. El hecho ocurrió en la aldea Sacoj Grande, zona 6 de Mixco.

Ante esto, el Ejército se mostró respetuoso del proceso judicial y dispuesto a colaborar, de acuerdo con la agencia de noticias "EFE".

La portavoz de la institución castrense, Karen Pérez, le dijo a "EFE" que no se puede “emitir opinión” por estas detenciones debido a que el personal se encuentra “en el proceso correspondiente”.

No obstante, aseguró que la institución “es respetuosa de las leyes vigentes” y que está “a disposición de las autoridades correspondientes hasta que se dilucide la situación”.

PNC

Foto:

Las órdenes de captura fueron giradas por los delitos de ejecución extrajudicial, incumplimiento de deberes, omisión de denuncia y obstaculización a la acción penal.

“Testigos denunciaron que primero los militares, supuestamente atendiendo una inspección de rutina, agredieron verbalmente a la víctima y luego lo golpearon en el estómago, lo agarraron del cuello, lo presionaron contra la pared y ‘al faltarle el oxígeno’ cayó al suelo inconsciente, momento que aprovecharon para patearlo argumentando que se encontraba drogado”, informó el MP en un comunicado de prensa.

“Cuando la víctima despierta, sus amigos lo llevan a su residencia, pero sus familiares deciden trasladarlo a un centro asistencial para que lo mediquen. Regresa a su casa, pero fallece debido a los múltiples golpes que recibió”, consigna el documento.

La Fiscalía detalló que la autopsia determinó que la causa del deceso de Contreras Sánchez, que no estaba bajo los efectos de ninguna droga, fue la paliza que le propinaron los militares, pues presentaba “contusiones en un ojo, en el páncreas y en el riñón izquierdo, ruptura con estallamiento duodenal y síndrome asfíctico –trauma abdominal, peritonitis–”.