En las habitaciones de mujeres estudiantes del instituto Adolfo V. Hall del sur, ubicado en Retalhuleu, fue colocado un botón de pánico para que puedan alertar si son víctimas de acoso o violación, informó Fredy Fuentes, director de dicho establecimiento.

Dicha medida se informó en una reunión convocada por la comisión extraordinaria de la juventud del Congreso de la República en la que se rindió un informe de seguimiento tras el caso de violación de una estudiante del lugar.

En la reunión también participó el viceministro de la Defensa, Óscar Eduardo Cossio, representantes del Ministerio de Educación y de la Secretaría contra la Violencia Sexual.

Por este caso sigue prófugo de la justicia el soldado, Guilber Josué Barrios Castellanos, presunto responsable de la agresión sexual.
 

Cortesía

Foto:

Con información de Emisoras Unidas.