Luego de que los médicos de los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios amenazaran con medidas de hecho como presión para que se solvente la crisis hospitalaria a nivel nacional, el Ministerio de Salud informó, por medio de un comunicado de prensa, que la cartera de Finanzas aprobó el desembolso de Q350 millones para atender esta problemática.

"Los recursos se distribuirán equitativamente, tomando en cuenta las necesidades especiales y bajo estrictos controles administrativos. Esto es un paso concreto hacia la solución a la actual crisis hospitalaria nacional", se detalla en el documento.

En conferencia de prensa, previo al anuncio del Ministerio de Salud, la junta directiva del hospital Roosevelt le dio un ultimátum de 48 horas a las autoridades para que se les pague. "De no ser así, se trabajará con el 50% del personal, ya que habrá reducción de personas en emergencia y encamamiento. Además, se le podría dar egreso a algunos pacientes", explicaron.

Carlos Soto, director del lugar, afirmó que se necesitan Q70 millones para terminar el año.

Mientras que los trabajadores del San Juan de Dios afirmaron que "no le dan más de dos semanas de vida" a ese centro. Entre las carencias están los insumos para tratamientos a pacientes, además de que se han suspendido las consultas externas y en la emergencia se atenderán, en la mayoría de casos, a personas víctimas de violencia.