Al menos 41 empleados del Legislativo presentaron su solicitud de retiro voluntario y así recibir los beneficios acordados bajo un artículo en las reformas a la Ley Orgánica del Congreso, informó Rudy Castañeda integrante de la junta directiva de ese organismo.

Sin embargo, el legislador indicó que se consultará a la Contraloría General de Cuentas y la Procuraduría General de la Nación sobre los sueldos extras, pues se incluyeron en un artículo transitorio, lo cual puede generar dudas por el ente fiscalizador al momento de desembolsar los pagos.

Debido a los reparos y denuncias que ha realizado la Contraloría se busca tener un respaldo para justificar la indemnización que se entregaría a los empleados, pero el junta directiva debe aprobar el retiro voluntario”, agregó Castañeda.

A la vez, la junta directiva deberá verificar si las personas que entregaron su solicitud laboran en el Congreso para evitar alguna anomalía.

Entre las opciones que incluye el retiro voluntario está el pago de la indemnización por hasta 10 salarios y el pago de un bono por retiro voluntario equivalente a cinco salarios.