Luego de la polémica que surgió entre los importadores de juegos pirotécnicos, la Gremial de Industria Pirotécnica y la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco) por una prohibición para comercializar ciertos fuegos artificiales, los involucrados llegaron a un acuerdo.

Luego de varias reuniones se estableció que los  “chiltepitos”, “mariposas” o “gallinitas” podrán ser adquiridos por todos los guatemaltecos. Los únicos productos que están prohibidos, desde 2007, son los canchinflines y silbadores.

“Recordemos que por una resolución del Congreso estos dos productos no pueden ser comercializados desde hace varios años. Lo único que les pedimos a los consumidores es que adquieran los juegos pirotécnicos que tengan etiqueta y que las instrucciones estén en español”, explicó Silvia Escobar, directora de la Diaco.

Añadió que el propósito de brindar estas recomendaciones es evitar accidentes y proteger la vida de los consumidores durante la época navideña.