Como "una bendición de Dios" debido a la lluvia, calificó el pueblo garífuna la visita a Livingston del embajador de los Estados Unidos en el país, Todd Robinson, en donde vivió un intercambio de ideas con la Organización de Negros de Guatemala.

"El gobierno tiene que unir esfuerzos para trabajar con otras culturas en el país", afirmó el diplomático.

"Vivo en la Ciudad y veo dos Guatemalas, una donde está el poder político,económico y a veces equitativo, y el resto del país, donde hay poco acceso a la salud y a la justicia", declaró Robinson.

"No es suficiente dar una bolsa de comida, una bolsa de harina o una bolsa de maíz, es necesario dirigir los recursos a los más necesitados. Por eso es necesario que ustedes se unan con otras culturas y hagan escuchar su voz, sus pensamientos, y los lleven ante el gobierno. Participen en los procesos electorales para ayudar a sus comunidades a tener acceso a la educación y a resolver sus necesidades. Lo que hace más fuerte a un país es la diversidad de sus culturas", expresó el funcionario estadounidense.

Después de su visita a Livingston, Robinson se trasladó a Puerto Barrios para dar por clausurada la Misión Promesa Continua 2015 de la Fuerza Naval de los Estadis Unidos, que con su Barco Hospital USNS Comfort, brindó a más de 10 mil guatemaltecos, servicios médicos y realizó más de 100 cirugías.