Tras la filtración de la conversación de los diputados del bloque Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación) donde se presume que chantajearían al gobernador de San Marcos, la junta directiva citó para el próximo jueves a otros cuatro diputados entre ellos Javier Hernández, jefe del bloque oficial.

Sin embargo, Hernández, indicó que evalúa si se presentará a esa reunión, porque según él, la regulación en el artículo 67 de la Ley Orgánica del Congreso el trato entre legisladores, por ejemplo, se debió haber usado cuando el presidente del Congreso le dice a un diputado que está enojado porque le quitó 34 plazas o cuando le preguntan cómo había hecho su casa.

“Considero que ahí se faltan el respeto, no cuando yo hablo en un chat privado donde estoy pidiendo que cambie su posición. Toda la junta directiva se extralimitó con el trato al diputado Giordano, ya que no es la persona más popular en este momento”, agregó Hernández.

Asimismo, mencionó que la presión que se inició el fin de semana contra Giordano fue desde los call centers orquestado a una persona que no tiene respeto de la población.

Hernández reconoció que el partido no puede sancionar a Giordano porque no está afiliado a la agrupación política.