Análisis

“Diversidad es nuestra riqueza”: Jimmy Morales, Presidente de Guatemala

La diversidad es una de nuestras grandes riquezas. Un hombre sabio del pueblo Q’eqchi’, el señor Caal, me compartió un pensamiento maravilloso: “yo para ser yo, necesito de ti; y tú para ser tú, necesitas de mí”, cuando todos comprendamos y vivamos ese mismo pensamiento, Guatemala podrá ser Guatemala.

Cuando un idioma deja de existir, una cultura entera desaparece”. Esta interpretación hizo la Unesco al elaborar el reciente “Atlas de Lenguas en Peligro de Extinción”. Según el documento, en Guatemala hay 23 vulnerables.

En Guatemala el idioma oficial es el español, a pesar de que más de la mitad de la población es de habla maya, xinka o garífuna.

De acuerdo con un reciente atlas de las lenguas en peligro de extinción de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, en inglés), hay dos que están al borde de la desaparición: el itza’ y el xinka, ya que están catalogados en una situación crítica.

Según el informe, el itza’ (maya) tiene mil 94 hablantes en varias áreas de Petén, aunque, según Chayax, solo entre 25 y 30 ancianos lo aprendieron de sus padres, el resto de personas en talleres. Mil 283 oriundos de Jutiapa, Jalapa y Santa Rosa hablan xinca, según el documento.

“Solo dos mil 377 personas, mayores de 65 años, aún se comunican por medio de estos dos idiomas”, se detalla en el documento.

El problema radica en que cada vez hay menos hablantes, y esto es una de las consecuencias de tanta discriminación y racismo. Hoy, la generación más antigua es la única que las habla, es decir, que son personas de 70, 80 y 90 años”, según Luis Flores, analista educativo de la Usac.

El castellano gana terreno, y los jóvenes al no tener ese sentido de identidad no se están comunicando en sus idiomas”, afirma.