Thomas Shannon, consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, junto con una delegación de altos funcionarios estadounidenses relacionados con el sector de seguridad y justicia, visitaron Puerto Barrios, en el marco de la Cuarta Conferencia de Alcaldes y Líderes Comunitarios.

Shannon explicó que su estadía en Guatemala es parte de una gira que realizaron por los países del triángulo norte con el propósito de verificar los programas que incluye la Alianza para la Prosperidad, cuyo propósito es reducir la migración. El presidente de EE. UU., Barack Obama, le solicitó al Congreso de su nación Q1 mil millones para echar a andar este proyecto.

Parte de la fuerza de este plan es que fue construido aquí (Guatemala), por gobiernos elegidos democráticamente. Lo que les hemos recalcado a los participantes de esta conferencia, es que el propio pueblo es el protagonista más importante de la democracia, pero los gobiernos deben responderle. Vamos a seguir trabajando con el presidente y el gobierno constitucional y democrático de Guatemala. No es nuestra idea intervenir y hacer intromisiones o de imponer soluciones, al contrario estamos construyendo una nueva fase en nuestra relaciones”, aseguró Shannon.

Al ser consultado sobre los movimientos que exigen transparencia aseguró que se debe destacar el papel de la ciudadanía. “Así es la democracia. Cuando veo manifestaciones no las veo que son en contra de algo, sino en pro de los derechos de los ciudadanos”, aseveró.

“Es responsabilidad de los gobiernos atender a la población, lo que hemos dicho claramente es que las manifestaciones son cosas sanas y dignas, pero es deber de los gobiernos responder”, agregó.

“La Alianza para la Prosperidad del triángulo norte es una respuesta inédita, importante e histórica”, afirmó.