La representante adjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Guatemala, Mariko Kagoshima, dijo que tras revelarse las cifras de la trata de personas con fines de explotación sexual en el país la sociedad no debe tolerar este flagelo y no debe cerrar los ojos ante este problema.

“Tenemos que estar indignados” dijo Kagoshima en entrevista al programa A Primera Hora de Emisoras Unidas. A su criterio, es necesario cambiar en Guatemala paradigmas ya que existe un “machismo muy fuerte” que permite la actividad de la trata de personas.

En el informe se detalla que Guatemala es un país de origen, tránsito y destino de trata de personas con fines de explotación sexual. Kagoshima considera que en la prevención de este mal se deben involucrar ministerios como el de Salud, Educación y Desarrollo Social.

Leonel Dubón, de Refugio de la Niñez, también entrevistado en el programa, dijo que en el país “hemos aprendido a vivir con la trata y a explotar a nuestras niñas”.

“A las niñas se les ve como objeto sexual con cara de placer” sentenció Dubón al mismo tiempo que explicaba que el fenómeno es complejo ya que la trata comparte las mismas rutas de la migración, el narcotráfico y el tráfico de armas.

Para Dubón es lamentable que sigan los indicadores negativos porque desde 2009 se cuenta con una ley contra la trata. “Sabemos quiénes son los tratantes y los explotadores” indicó al recordar que en el informe se detalla que existe participación de policías de manera activa y pasiva.

En el caso de policías, citó que en la 16 y 17 calle de la zona 1  se ha determinado que buscan a las niñas para explotación sexual, muchas de ellas provenientes de Alta Verapaz.

En la ciudad capital, puntos fronterizos, Escuintla y Alta Verapaz es donde más se observa este delito.

Las cifras de la trata de personas en Guatemala

• El informe reveló que las ganancias ilícitas por la trata ascienden a Q12 mil 300 millones.

• En el país hay aproximadamente 48 mil 500 víctimas directas de este delito.

• El 64 por ciento de las víctimas de trata son mujeres.

• Mujeres, principalmente de Colombia, Honduras, El Salvador y Nicaragua son explotadas por las redes internacionales de prostitución en perímetros de la Ciudad de Guatemala y del interior del país.