En medio de la conmemoración de la revolución del 20 de octubre de 1944, decenas de taxistas manifestaron para rechazar el ingreso del servicio de Uber en el país. La compañía de taxis ha iniciado con el reclutamiento de personas que deseen trabajar desde su vehículo.

Algunos pilotos de los conocidos “taxis blancos” se oponen al nuevo servicio indicando que les afectará en su trabajo.

Ángel Castellanos, quien labora en un taxi rotativo, señaló que en los últimos dos años se les han establecido tarifas elevadas, como de la imposición de multas.

“El ingreso de Uber es injusto porque nos quita los clientes, ya que no pagarán impuestos y trabajarán normal”, comentó Castellanos.