Según el presidente Otto Pérez, en promedio el año pasado se registraron 14 homicidios a diaria y la tasa de muertes violentas se redujo de 40 a 31 por cada 100 mil habitantes, según indica la Agencia Guatemalteca de Noticias. 
 
El funcionario indicó que esta reducción se debe a las acciones de seguridad que han implementado desde 2012. Asimismo, destacó que los hechos delictivos también muestran una baja, en comparación con el 2013. 
 
Según el mandatario, el Ministerio de Gobernación implementó el Observatorio 24-0, que realiza un monitoreo de los homicidios en el país, con lo que pueden "focalizar las acciones de seguridad en prevención de la violencia. 
 
El objetivo para su último año de gestión es reducir la tasa a 25 asesinatos por cada 100 mil habitantes.