Un grupo de supuestos pandilleros ha insultado a otro del bando contrario al encontrarse en el sótano de la Torre de Tribunales.

Doce pandilleros encadenados y custodiados por varios guardias insultaban a otros que esperaban su audiencia en una de las carceletas.

Esto provocó el nerviosismo de los guardias que los custodiaban y solicitaron el apoyo de un grupo de reacción.

Los guardias armados con escudos y bastones obligaron a los pandilleros a interrumpir los gritos para evitar confrontaciones.